Un par de datos sobre el blackjack para jugadores argentinos

Desde hace varios años ya, el blackjack es, por mucho, el juego de cartas más popular en los casinos en línea de Argentina y de todo el mundo. Parte de su atractivo radica en la simpleza de su objetivo: se reparten 2 cartas, a las que se les pueden sumar otras (alzar otra carta) o no (no alzar otra carta), conforme se intenta llegar lo más cerca posible del número 21 sin pasarse del total (quedar eliminado).

Una vez que quedás eliminado o no alzás una carta, le toca el turno al dealer, quien persigue el mismo objetivo que vos: llegar lo más cerca posible de 21.

Casino Bovada
100% Hasta $3000
Betway Casino
$1,200 GRATIS
Epoca Casino
100% Hasta $200
Royal Panda
100% Hasta $100

Un poco de historia sobre el 21

Aún en la actualidad sigue en disputa el origen del juego, pero la mayoría de los expertos coinciden en que fue Italia o Francia. Más allá de dónde se originó, siguió el camino de muchos hacia Estados Unidos en sus albores como país colonizador y disfrutó de especial popularidad en las regiones con mayor influencia francesa, como Luisiana.

No recibió el nombre de 21 sino hasta finales de la década de 1930, cuando los casinos empezaron a añadir bonificaciones con el propósito de atraer nuevos jugadores. Por ese entonces, si conseguías un as más una jota de espada o basto (una jota negra), te ganabas diez veces el valor de tu apuesta. Con el tiempo, quedó el nombre black jack (voz inglesa para “jota negra”) y, si bien esa bonificación especial se terminó dejando atrás, ese conjunto de una figura más un as que sumados dan 21 paso a llamarse blackjack, nombre que persiste hasta el día de hoy tanto para la jugada como para el juego en sí.

Un poco de terminología para futuros jugadores

Si conocés la jerga del juego, más lo vas a disfrutar, así que no perdamos más tiempo y nos metamos de lleno al 21.

Blackjack

Es la suma de un as y una figura, que en conjunto valen 21 puntos.

La mayoría de las versiones otorgan un poco más de dinero por esta jugada, por lo general con una proporción 3:2, a diferencia de la probabilidad 1:1 que suele obtenerse con una mano ganadora.

Doblar

Es una apuesta que se puede hacer una vez recibidas las dos primeras cartas, y solo se puede doblar la apuesta original (apuesta ante) a sabiendas de que solo se podrá recibir una carta más.

En algunas versiones se permite doblar cualquier total, en otras se limita esta apuesta a las cartas que en total suman 9, 10 y 11, y en otras no se lo permite hacer. Asegurate de conocer las reglas del juego que estás jugando para evitar sorpresas desagradables.

Manos blandas y duras

Una mano dura tiene solo 1 valor, por ejemplo, un 10 y un 6, que sumados dan 16. Una mano blanda incluye un as y, por lo tanto, puede tener más de un total. Por ejemplo, la suma de un as, un 4 y un 2: el total sería de 7 o 17, según si se considera que el as vale 1 u 11 puntos.

Dividir

En la mayoría de las versiones, si recibís un par, se lo puede dividir para hacerlo valer como dos manos distintas. Por lo general, no se puede volver a dividir una mano ya dividida y, si se lo hace con los ases, solo se podrá recibir una carta más por cada mano.

Preparate para la acción

Como ves, no todo se trata de alzar o no alzar otra carta y la diversión radica en saber qué hacer a continuación, algo que solo se hace posible una vez que se tiene un poco más de experiencia a cuestas.

Ahora que ya conocés toda la información y terminología sobre el blackjack, es hora de comenzar el juego, y acá tenemos todos los mejores sitios para que puedas disfrutar. Nuestras calificaciones y reseñas te ayudarán a orientarte. Cuando menos te des cuenta, vas a tener 21 y estar listo para cobrar las recompensas.